¿El Agente Inmobiliario – API responde si vende un piso con Aluminosis y no informa al comprador?

El Agente Inmobiliario – API o la Agencia Inmobiliaria si interviene como intermediarios en la compraventa de una finca tiene responsabilidad por los desperfectos estructurales que ésta pueda tener cuando se formaliza la venta y no informa al comprador.

En una sentencia, un juzgado de Barcelona ha determinado la responsabilidad, tanto de los vendedores como de la agencia inmobiliaria, Agente Inmobiliario – API por los daños morales y el perjuicio económico causado a una pareja que compró un piso con aluminosis.

Según el juez, los agentes inmobiliarios y los Api ’s – Agente Inmobiliarios tienen el deber de informarse sobre el estado de las fincas que gestionan, pues su obligación es actuar “con eficacia, ética, decoro profesional, reserva y legalidad”, y no es excusa que los vendedores hayan ocultado al agente alguna información sobre la vivienda en venta.

La indemnización para pagar se ha fijado en un 75% del precio de mercado de la vivienda. Dicha cantidad puede solicitarse indistintamente a los vendedores o a la agencia, por lo que ésta puede encontrarse con tener que hacer ella el desembolso y, después, tener que reclamar al vendedor la devolución de lo pagado.
La sentencia destaca el perjuicio moral que causó la compra a la pareja, que alegó que, de conocer la existencia de aluminosis en la vivienda, no la hubiese adquirido; o en todo caso hubiesen pagado menos de los 99.000 euros que desembolsaron.

Conviene controlar los posibles defectos estructurales de la finca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.